20 marzo 2012

De gallos y cuevas

Encontrada en la sierra del Galiñeiro una de las cuevas más grandes de Europa.
"Más de dos millones de años ha estado escondida la cueva de A Trapa, en la Serra do Galiñeiro, en el municipio de Tui"  Diario El País


¿Quiénes eran estos gallos de la sierra?

Algunas de las señas de identidad del territorio de Galicia permanecen de forma muy evidente frente a nuestros ojos, y a la vez invisibles para nuestra mente.
En el suroeste de Galicia, entre la ría de Vigo, el océano Atlántico y la autovía AP-9 se levantan tres sierras alienadas que de norte a sur reciben los nombres de Galleiro, Galiñeiro y Argallo.


La “Serra do Galleiro” forma una línea de cumbres de casi diez kilómetros, que en dirección norte-sur, atraviesa los Ayuntamientos de Pazos de Borbén, Mos y Ponteareas.


Le sigue la “Serra do Galiñeiro” que se encuentra en el municipio de Gondomar en su límite con los concellos de Vigo y O Porriño. La Serra do Galiñeiro mide unos 8 Km de punta a punta, siendo sus principales cumbres el Galiñeiro (705 m) y San Xulián (631 m.).


Y antes de cruzar el cauce del río Miño está la “Serra do Argallo”, situada en la comarca del Baixo Miño con altitudes que rondan entre los 300 y 500 metros.


Los tres macizos rocosos son frontera natural entre la costa atlántica y el territorio interior por donde hoy transcurre la autovía, y que en la antigüedad lo hacía la Vía XIX romana que unía Lugo con Braga. Es una zona con presencia de “mámoas” (túmulos) y una gran cantidad de petroglifos, lo que certifica una abundante ocupación en la prehistoria.









Petroglifos Auga da Laxe (Monte Galiñeiro. Gondomar. Pontevedra


Según los estudiosos romanos de la antigüedad en estas sierras habitaba el pueblo de los celtas de Callaecia, los “celtici” mencionados por ellos en sus escritos.
En ambas laderas de los tres macizos, tanto hacía la costa de Vigo, su ría y el océano, como en la ladera Este hacía el interior, en el actual Concello de Mos, existe una gran abundancia de evidencias de origen castreño y romano que permiten configurar la presencia de sus habitantes hace más de 2000 años.

La principal característica de los toponímicos asignados a las tres sierras rocosas es su relación con los gallos, lo que no deja lugar a dudas de que estos lugares en alto, y configurados por rocas de diversas formas, eran lugares de culto asociadas al mundo celta y romano.

GALLO DE SANTA EULALIA DE BOVEDA

¿Quiénes eran estos "gallos" habitantes de estos territorios, y quienes hicieron que su memoria no fuera olvidada?
Estos gallos acompañaban a los gallegos en la antigüedad, estos gallos eran los sacerdotes del culto principal que profesaban los “gallegos” de Europa de la antigüedad.

Galicia, territorio del callao.
Una simple cadena etimológica puede llevarnos a la solución:
gallego - galicia - gallaecia - callaecia - callao

callao.
(Del celta *caliavo, der. de *kal-, piedra; cf. gall. port. callau y fr. caillou).
Guijarro. Canto rodado.

Es la palabra callao el origen etimológico de los términos Galicia y gallego. Siendo los territorios que reciben este nombre donde las creencias religiosas se organizaban alrededor de un tótem sagrado en forma de gran callao, de gran piedra, como representación de la diosa madre. Y eran los devotos de esta antigua religión los que recibían de los romanos el nombre de celtas.

SERRA DO GALIÑEIRO

Eran gallegos y celtas los habitantes de la Galicia atlántica que alcanzaba hasta el norte de Portugal y la actual Cáceres, eran gallegos y celtas los habitantes de la Galicia aragonesa que Carlomagno intenta conquistar al presentarse en Zaragoza, eran gallegos y celtas los habitantes de la Galacia oriental en Anatolia, la actual Turquía, y eran celtas los galos de la Galia francesa y la Galitzia polaca.

CALLAO SAGRADO - SARRIA

En todos estos territorios existieron unas creencias basadas en el culto a la piedra como representación de la gran diosa madre. Cibeles en Roma, Nabia en Galicia.
Y en todos ellos, en la antigüedad, el gallo era animal sagrado vinculado al culto. Siendo el gallo (galli) el nombre que recibían los sacerdotes del culto, y archigallo el principal de todos ellos.

Los sacerdotes de Cibeles llamados "gallus" eran identificados con esta ave.
M. Modius Maximus, archigallus coloniae Ostiensis - Ostia

Son varias las evidencias que relacionan a los sacerdotes de la “Gran Madre” con un “Gran Callao”, y a los “gallos” como el animal sacerdotal por antonomasia.
Hoy en Galicia podemos observar las representaciones talladas en piedra de los “Gallos” de la diosa en los muros de Santa Eulalia de Bóveda, o en vivo en las danzas de “Gallos” de las celebraciones de muchos santuarios de nuestro territorio.
ARCHIGALLO DE SANTA EULALIA DE BOVEDA

Son los Gallos la representación cutual de las creencias de los gallegos de la antigüedad. Y se han mantenido así en todos los antiguos territorios celtas de Europa.
Suetonio, en su "Vida de los doce césares", hizo ver que en la lengua latina tanto gallo como galo formarían parte del término "gallus".
Desde la antigüedad se relaciono al gallo como símbolo propio de los galos de Francia, siendo hoy todavía símbolo de la republica.

GALLO DE FRANCIA

En Portugal, los celtas de norte del país, en la zona de Braga y Barcelos, tienen al gallo como símbolo propio de sus habitantes.
GALLO DE BARCELOS

En Galicia su imagen no se representa como símbolo de identidad, pero existen casi 200 toponímicos que relacionan elementos del territorio con esa ave.
Sin olvidar las leyendas de gallinas y gallos encantados que cantan ocultos en peñas y rocas. Lugares que representaban a la diosa Madre y donde permanecen los cantos de las aves como recuerdo de ese antiguo culto.

Lo eran también, y aún los son, las sierras rocosas de Galleiro, Galiñeiro y Argallo, lugares de culto ancestral a donde ascendían los sacerdotes y devotos del Callao para celebrar sus ritos, lugares de gran presencia geográfica que amparaba bajo su protección a los habitantes de sus laderas.

La aparición en el Galiñeiro de una de las cuevas más grandes de Europa permite imaginar como estos macizos rocosos no solo eran conocidos por los antiguos en su configuración exterior, sino que posiblemente sus entrañas, rocosas y profundas, eran el principal motivo para detentar esta importancia cutual en las tradiciones de la antigüedad. Toda la sierra alberga muchas cavernas de pequeña y mediana dimensión muy relacionadas con la mitología popular de la zona, y eran las cuevas entre rocas lugares naturales de culto a la diosa Madre en la antigüedad.

GALLOS DANZANTES DE SANTA EULALIA DE BOVEDA

La “Serra do Galiñeiro”, con su larga tradición simbólica y de rito, posiblemente se configuró como lugar de culto de gran importancia para los sacerdotes de la diosa del Callao, y la afluencia de sacerdotes al culto antiguo debió de ser la causa del toponímico “Galiñeiro”: lugar donde se reunen las gallinas y gallos.

GALLOS DANZANTES DE CERVELA


© Carlos Sánchez-Montaña. 2011

Notas:



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada